Calabazas Recicladas. 🎃 ♻️

Buenos días.

Hace tiempo que no pasaba por aquí, pero  la verdad es que mi vida de «bimadre» me tiene bastante absorbida. Por fin he sacado un ratito para contaros como hemos decorado una calabaza para el concurso de Hallowen del cole de Alejandra.

Cuando recibí el correo de las profes de inglés lo leí por encima, era la primera manualidad que íbamos a hacer, y la primera vez que decoraríamos una calabaza, por lo que me parecía un buen plan de domingo, pero al empezar a  pensar buscar en Pinterest ideas, releí el correo y me dí cuenta de que debía ser con materiales reciclados… nueva complicación. Después de dar muchas vueltas, la idea de la carroza de Cenicienta me pareció perfecta, porque a Alejandra las calabazas terroríficas no le hacían demasiada gracia, así que abuela, padre y madre nos pusimos a buscar cosas para reciclar que pudiesen quedar bien, y aquí está el resultado, en el que Alejandra participó con la pintura y la pegatina, no es muy profesional, pero a ella le ha encantado.

Los materiales que utilizamos son:

-Vasos de plástico cortados para las ruedas.

-Unas medias rotas y un trozo de lana sobrante de un jersey que le hizo mi madre al bebé para las cortinas.

-Papel de aluminio para las ventanas y la C de Cenicienta.

-Pintura que nos sobró de otras manualidades.

-Una bandeja de los bollitos que merendamos mientras la hacíamos como base.

-Palitos para sujetarlo todo.

Espero que os guste y que paséis un buen día de Todos los Santos, o Halloween según celebréis.

Cuando el amor se multiplica.

Buenos días.

El 7 de septiembre nació nuestro pequeño,  hasta el último momento no había compartido con mucha gente el nombre, porque nos ha costado tanto elegir que podía cambiar en cualquier momento. Y al final decidimos que lleve el nombre de su papá, Roberto, al que le hacía mucha ilusión  y el que yo tenía como favorito de la lista, Bosco.

Mientras vivo de nuevo la experiencia maravillosa de tener un bebé en casa, me doy cuenta de lo diferente que es todo comparado con mi primera hija, y lo cuento a modo personal, ya que imagino que cada experiencia es única, pero seguro que más de una coincidimos en muchas cosas. En primer lugar el parto, con Alejandra en mi caso fuí a no sabía muy bien qué, por lo que no tuve miedo (mis dos partos han sido inducidos por lo que tienes más tiempo para pensar y dar vueltas a como irá todo), pues bien, pese a que tuve un parto rápido y muy bueno, y pese a que hubiera firmado un segundo igual, en esta ocasión tenía bastante miedo, me habían dicho que el segundo era más fácil por regla general, y tanto que lo fue, pero las horas previas iba tan atacada que parecería primeriza. En cuanto al parto efectivamente, fue más rápido si cabe y salí con mi bebé como si nada mientras que la primera vez la sensación era como si me hubiesen dado una paliza.

Una cosa en la que he notado mucha diferencia es en los consejos y como afrontarlos, cuando tuve a mi hija todo el mundo opinaba de como debía hacer, incluso antes de que naciera, imagino que compartían su experiencia o en algunos casos también su «inexperiencia»con la mejor intención, me aconsejaban que durmiera mucho porque serían mis últimas noches a pierna suelta en mucho tiempo (se equivocaron, he tenido suerte con el sueño de mis bebés, pero ¿qué más darán a la gente las horas que duerma), de ahí pasan a darte consejos sobre la alimentación, la ropa, la hora del baño, hasta de a que colegio deberías llevarles, estamos hablando de un recién nacido, hasta que vaya al colegio pueden pasar muchas cosas…y estos consejos muchas veces vienen de gente que ni te conoce o que jamás ha tenido niños, pero opinar es gratis. ¿Y si quieres hacer caso de alguno de ellos? probablemente no tardes en dar con alguien que te recomiende absolutamente lo contrario.

Conclusión, lo mejor es agradecer educadamente los consejos no pedidos, y guiarte por tu intuición. Con el segundo la gente ya no te ve novata, y aconseja menos, además ya has aprendido a desoír lo que no te interesa, y a tu intuición se suma la experiencia, que también ayuda más que cualquier manual.

En cuanto al tiempo que pasas embobada mirando a tu bebé, evidentemente es menos, porque se reparte con el de su hermana, y no quiero perderme ayudarla a ponerse el uniforme por la mañana en sus primeros días de colegio ni nuestros ratos juntas, pero eso no quita que el tiempo con cada uno o con los dos no sea de calidad.

Así que aquí sigo yo, disfrutando de mi reciente bimaternidad, junto al padre de los pequeños, del mes de septiembre que es un mes que me encanta, y con ganas de sacar algún ratito para contaros cosas por aquí. Ahora me doy cuenta de que el amor de madre puede multiplicarse desde el momento en que te ponen a tu bebé en brazos.

¡Feliz día!

 

Un moisés con historia.

Buenos días.

Ya avanzando en la semana 39 de embarazo, y este pequeñín debe estar muy agustito dentro porque no se decide a salir.

Hoy mi madre ha colocado las vestiduras en el moisés. Es un moisés de mimbre con historia, porque era de mi marido de bebé, y las vestiduras de batista bordad, eran del moisés de cuando yo nací, al que se le perdió la pista en alguna mudanza, y han pasado también cambiando el color de las cintas por mi hermano y mis primos, aparte de por Alejandra.

Mi moisés tenía la capota redonda, por lo que para éste, mi madre ha bordado un dosel precioso, y ha cambiado los lazos rosas que utilizamos con Alejandra, por unos color mint que la orgullosa hermana mayor eligió frente al clásico azul celeste, que también me encanta, pero en este caso el mint además combina con las cortinas de mi dormitorio, donde dormirá el bebé los primeros meses.

Os dejo algunas fotos de no mucha calidad, pero que os enseñan lo bonito que ha quedado.

¡Hasta la próxima!

Sunflowers.

Buenos días.

Me encantan las flores, procuro que estén en alguno de los rincones de mi casa siempre. Mis favoritas son las rosas, especialmente las blancas aunque duran muy poco y cuando soy yo la que compro procuro hacerme con otras más duraderas, en realidad me gustan de todo tipo, y me encanta que mi marido me sorprenda de vez en cuando con un ramo en fechas señaladas o porque sí.

Dentro de las variedades, los girasoles me parecen una flor maravillosa, porque transmiten alegría y un toque de color que impacta dando fuerza a cualquier tipo de lugar. A Alejandra le llaman mucho la atención por su modo de seguir al sol pareciendo incluso que se acuestan a dormir al caer la noche, por lo que visitar campos de girasoles fue una bonita experiencia para ella, que siempre recordaremos con esta nueva sesión de fotos del embarazo que nos hizo mi marido una vez más.

Me encantaría repetirla ya con el bebé entre mis brazos, por ahora os dejo con una parte de este recuerdo que yo no me canso de mirar una y otra vez, y me despido mientras disfruto de mi semana 39 con nervios, y una mezcla de ganas de tener a mi bebé entre mis brazos, con pena por saber que termina la etapa de sentirle dentro.

       

¡Feliz semana!

Las cositas de la abuela.

Buenos días.

L@s que habéis seguido el blog desde el principio, ya habréis visto la ropita que me hizo mi madre para Alejandra cuando era bebé, y su hermanito no iba a ser menos. Parece que vestir a niños es mucho más aburrido, pero cuando vas a ser mamá de uno descubres que hay un montón de posibilidades que se adaptan a cada estilo. Yo para bebés tiendo a lo clásico, y mi madre ha estado haciendo todos estos jerséis y conjuntitos de punto que van a hacer que mi pequeño vaya guapísimo cuando pase el calor.

Ya no nos queda nada para tenerlo en nuestros brazos, así que yo sigo disfrutando al máximo mis últimos días con barrigota, porque nunca se sabe si habrá otra oportunidad de sentir vida dentro.

Os dejo con la ropita hecha a mano con tanto cariño por mi madre para mi bebé, ¿es o no es toda una artista?.

El último está todavía en proceso, pero tenía que enseñarlo para que os podáis imaginar lo bonito que va a quedar, ¡hasta el próximo post!.

Alejandra Hermana Mayor✨.

Buenos días.

Ahora que contamos los días para tener al bebé entre nuestros brazos, me encuentro con diferentes sentimientos a la vez. Por un lado, y pese al calor de la capital que no ayuda a hacer muy llevadero el último mes de embarazo, disfrutar de la magia de sentirlo dentro de mí, me provoca cierta nostalgia, ¿quién sabe si podré repetir la experiencia de estar embarazada?, por lo que intento disfrutar sus movimientos y hacer muchas fotos que puedan ayudarme a recordar estos momentos.

Por otro lado pienso mucho en Alejandra, y en todos los cambios que se avecinan para ella, ya que va a juntársele la experiencia de ser hermana mayor con la de empezar el cole. Ya han pasado tres años y medio desde que era ella la que estaba dentro de mí, y recuerdo esos momentos finales como si hubieran sido ayer. Por eso, estoy intentando aprovechar al máximo este verano para disfrutar juntas del día a día, y de vez en cuando hacer algún plan especial madre e hija.

Como ya os comentaba en mi post sobre la maleta del hospital, me han recomendado llevar un regalo para la futura hermana mayor, y entregárselo de parte de su hermanito el día que vaya a conocerlo, para intentar que no se sienta desplazada y que pueda percibir desde el primer momento que ha llegado pensando en ella. Yo ya tengo algo preparado entre las cosas que me llevaré, pero quería que además de un detalle material quedara algo diferente, especial, que siempre pudiera recordar.

Para unas amantes de las estrellas como nosotras dos que nos quedamos embobadas mirando al cielo al anochecer, la idea que nos propuso la asociación Etoilez Moi http://etoilez-moi.com/es/ se amoldaba perfectamente a lo que yo andaba buscando para Alejandra. Si indagáis un poco en su página web, podéis descubrir que ofrecen hacerte con tu propia estrella, y bautizarla a tu antojo, lo que puede convertirse en un regalo maravilloso para esos momentos especiales en los que acabas sin ideas que regalar y buscas algo que se salga de lo típico y perdure para el recuerdo. El nombre de cada estrella bautizada y sus coordenadas telescópicas, quedan guardados en el Registro Oficial de identificación de las estrellas en Estados Unidos, y se conservan en los cofres del International Celestial Repertory.

En mi caso, he bautizado una estrella para mi pequeña como «Alejandra Hermana Mayor», y quiero que simbolice para ella, que por muchas estrellas que compartan su sitio en el Cielo, una de ellas no dejará de ser especial y diferente, que al igual que ella siempre será única aunque existan otras muchas con quien comparta sitio. Con cada una de las estrellas bautizadas, Etoilez Moi te envía su propia tarjeta de identidad, que permite conocer las características de la estrella y localizarla fácilmente al mirar al cielo. Aquí os dejo algunas fotos de como hemos recibido la estrella para Alejandra, junto con la página web en la que podréis encontrar todo tipo de información y los distintos packs que ofrecen para poder regalar una estrella y hacer único un momento especial. Al no tener conocimiento exacto de la fecha en la que nacerá el bebé, la estrella de Alejandra fue bautizada el 27 de julio por ser un día señalado y muy especial para nuestra familia.

Me despido hasta el próximo post, y os deseo que disfrutéis lo que queda de verano.

“-Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya” (El Principito, novela de Antoine de Saint-Exupéri)

Conjuntadas en los campos de lavanda.

Buenos días.

Durante mi primer embarazo me hice varias fotos frente al espejo con el móvil para seguir la evolución de mi tripita. Llegando a la recta final, una amiga me regaló una sesión de embarazo en estudio, yo era algo en lo que ni había pensado, casi ni sabía que existían, y eso lo hizo un regalo aún más especial si cabe, y me dejó un recuerdo maravilloso a un mes y medio de dar a luz.

En este segundo embarazo tenía intención de repetir detrás del objetivo de algún fotógrafo profesional, y he tenido la suerte de quedarme con fotos estupendas de mis dos «belly painting», en distintas etapas de mi embarazo, pero además, mi marido con mucho cariño ha cogido nuestras cámaras y me ha hecho muchísimas fotos en la recta final, que son doblemente especiales por salir Alejandra acompañándome en muchas de ellas. Finalizando la semana 35, tuvimos la ocasión de disfrutar de la puesta de sol en los campos de lavanda, y de esa tarde me quedo con esta maravilla de fotos vestida a conjunto con Alejandra, de la que sólo puedo estar agradecida a mi marido, espero que os guste.

¡Hasta la próxima!.  

Nuevo look embarazada.

Buenos días.

Esta semana os dejo un look monocromático en uno de mis colores preferidos a la hora de vestir, el beige. Además de combinar con todo, solo también me parece buena opción. Los shorts y la camiseta son antiguos, de esas prendas de fondo de armario que la recta final del embarazo me permite ponerme. El capazo tamaño mini es de Slow Love, y las sandalias mi compra «estrella» de estas rebajas, de & Other Stories, que encontré de mi talla con un 70% de descuento y aparte de ser comodísimas me encantan. Los pendientes de piñas también son de estas rebajas.

¡Hasta la próxima!

Embarazada de verde.

Buenos días.

La semana pasada celebré mi Santo, el día 29 de julio las Beatrices y las Martas compartimos día, y yo aproveché para arreglarme un poco más y estrenar un vestido que compré hace un par de meses pero que me encanta como queda con la tripita de la recta final del embarazo.

Ya de 8 meses cuando estás más gordita pensaba que el estampado de hojas puede no ser lo más apropiado pero para mi sorpresa, el corte del vestido hace que siente muy bien para marcar embarazo en todo su explendor.

Y mi madre me hizo las trenzas de boxeadora que tanto se llevan este año y tan cómodas son.

Os dejo algunas fotos del día, tan feliz con mi película de La Bella y la Bestia, que me regalaron y estaba deseando volver a ver, y me despido hasta la próxima, que espero poder tener listo un post diferente y muy especial.

 

IMG_1066

¡Feliz agosto!

Mi segundo «belly painting» en «Baby Suite by Pau».

Buenos días.

Cuando estuve embarazada de Alejandra no se me ocurrió que me pintaran la barriguita, y sin embargo, en este embarazo ya llevo dos obras de arte en ella.

Hace unas semanas, a punto de entrar en mi vigésimo novena semana de gestación, tuve la suerte de poder asistir a un evento en el centro Baby Suite by Pau, donde Paula, la matrona y Directora, impartió una charla para futuras mamás sobre como preparar nuestro plan de parto, esto me hubiera venido fenomenal en mi primer embarazo ya que fuí a dar a luz un poco perdida en algunos temas, y en esta ocasión me ha ayudado a resolver algunas dudas que me quedaban pendientes y de paso a repasar algunas cosas importantes. También, al igual que el resto de mamás que asistimos, pude ver a mi bebé en ecografía 4D, y fue una experiencia preciosa porque aunque ya me habían hecho otra ecografía, en esta ocasión no paró de sonreir.

Además de la conferencia y la ecografía, tuve la suerte de que Anna Lloret, de la que os hablaba en el post de mi anterior belly painting, volviera a utilizar mi barriguita como lienzo, y me dejara una auténtica obra de arte en ella, esta vez ya en el tercer trimestre, la cosa había cogido forma y fue una auténtica maravilla de la que me quedo con las fotos de Agarimo Fotografía de recuerdo. Anna es una auténtica artistaza, y pinta unos cuadros preciosos de niños, pero también paisajes o retratos de mayores, os recomiendo que paséis por su página http://annalloret.es/ para conocer mejor su trabajo, aunque también podéis buscarla en las redes sociales.

Y en cuanto a Paula Camarós, me encantó conocerla y visitar su centro situado en Pozuelo, en el que os puede ayudar con muchos temas a modo personal, y a la que podéis seguir tanto en las redes como en su canal de Youtube en el que trata temas muy interesantes para mamás o futuras mamás de bebés, y comparte escenas cotidianas con su preciosa bebé.

Os dejo algunas fotos y me despido hasta el próximo post.